martes, 24 de marzo de 2009

El Tencarral quiere ser centro de interpretación de la fauna de Monfragüe

La empresa El Tencarral, ubicada en Herguijuela (Caceres), y que nació en 1993 centrada en la cría de tenca, quiere convertirse en un centro de interpretación de la fauna del Parque Nacional de Monfragüe, para lo que está desarrollando un proyecto basado en la naturaleza, el turismo y el ocio.

Así lo ha explicado un miembro de El Tencarral, Miguel Torres, quien ha explicado que esta empresa busca abrirse camino en actividades autóctonas de naturaleza educativa y recreativa.

Para ello, cuenta con aulas de naturaleza, botánica y zoología, dirigidas a escolares, universitarios y alumnos de formación profesional.

También muestra sus explotaciones de tenca ecológica criada en las charcas de la dehesa extremeña así como sus explotaciones de cultivo de lagarto ocelado y galápago europeo.

Estas dos últimas especies forman parte del proyecto europeo CRAFT 1999-70670, llevado a cabo por las empresas El Tencarral, Cocodriles Park (Málaga) y Quinta Alegre (Portugal), junto con la Universidad de Évora (Portugal) y la Universidad de Extremadura (UEx).

El objetivo de este proyecto es el cultivo industrial del lagarto ocelado, el galápago europeo y el cocodrilo del Nilo para obtener descendientes y contribuir así a la creación de empleo y capital en áreas rurales "escasamente desarrolladas".

Gracias a estas actividades se vela también por la conservación de las especies que se encuentran en situación poblacional delicada aunque, en el caso del cocodrilo del Nilo, parte de los ejemplares "se destinan a consumo humano".

Según explica Torres, cada empresa y universidad ha tenido su parcela de trabajo y El Tencarral se ha centrado en el cultivo del lagarto, aplicando las técnicas que enseñaban los profesores universitarios.

La empresa ofrece además jornadas recreativas de pesca en las charcas situadas en sus instalaciones, donde "también se puede disfrutar de la naturaleza del entorno", ha dicho Torres.

De hecho, cuenta con mil metros cuadrados de exposición didáctica y educativa con acuarios y terrarios de especímenes de la fauna autóctona extremeña como peces, reptiles y anfibios, además de una exposición de árboles y arbustos autóctonos de la región.

Por otra parte, Torres ha adelantado que El Tencarrcal prevé desarrollar el proyecto "El agua, origen y desarrollo de la vida", cuyo objetivo es crear una red alimentaria de animales acuáticos.

Para ello pretenden instalar una serie de acuarios en la que el primero se llenaría de placton de agua dulce, el siguiente de placton y pequeños peces que se alimentan de esa planta, y el siguiente de pequeños peces que sirvan de alimentos para otros de mayor tamaño.

Así, "en el último habría peces que servirían de alimento para aves acuáticas o mamíferos como las nutrias".

Según Torres, "todas estas iniciativas forman parte de la búsqueda de recursos económicos para poder continuar con el cultivo de reptiles".

Éste se realiza con fines medioambientales para "conseguir la repoblación de esta especie ya que está en vías de regresión", dado que las condiciones meteorológicas de Extremadura son las idóneas para esta acción.

La Asociación para la Defensa de la Naturaleza y los Recursos de Extremadura (ADENEX) apoya técnica y científicamente este proyecto de naturaleza de El Tencarral.

1 comentario:

Pedro dijo...

Merece la pena ir a pasar un día festivo (hay un precioso merendero) con los hijos, para que conozcan la flora y fauna de Extremadura incluso se puede pescar truchas... Y debería ser visita "obligada" para los Colegios e Institutos con los alumnos que estudien Ciencias de la Naturaleza.
En la finca también hay una Casa Rural, con camas para 12 personas y que tiene jardín con piscina y barbacoa, así como garaje.
Tiene una ubicación excelente para organizar excursiones a Guadalupe, Trujillo, Monfragüe, Cáceres, Mérida....
Resumiendo, excelente para conocer lo que tenemos en nuestra Extremadura. Yo he ido en tres ocasiones, desde Badajoz, y LO RECOMIENDO. Accesible para minusválidos en silla de ruedas, con acompañante, excepto la planta superior de la Casa Rural.
Pedro Galán